Sepa cuáles son los síntomas de problemas en la dirección y como hacer un manetenimiento correcto.

¿La estabilidad del vehiculos depende solo de la dirección?

No. Pero si falta la dirección, como es la que guía autentícamente el auto a voluntad de su conductor, las consecuencias pueden ser muy graves. La estabilidad del vehículo está dada por lo que podríamos llamar el "Triángulo de Seguridad", el cual está compuesto por el sistema de dirección, el sistema de suspención (fundamentalmente por los amortiguadores), y los frenos.

Los componentes que configuran el "Triangulo de Seguridad" de un coche están tan interconectados, a tal punto que sólo con el desgaste de una de sus piezas puede quedar comprometida de forma seria la capacidad de un automovilista para conducir, detener, o mantener la estabilidad del vehículo.



Sintomas de los problemas de dirección

• Si nota que la dirección se pone "más rigida" que lo normal, puede deberse a:

- Baja presión de los neumáticos delanteros. - Fallas o desgaste entre piñón y cremallera.
- Mal funcionamiento de la dirección asistida (si corresponde).
- Amortiguadores en mal estado.

• Si el vehículo "tira" hacia un lado puede ser por distinta presión de los neumáticos delanteros, o por mala alineación del tren delantero.
• Si el volante vibra: algunas de las ruedas delanteras esta desbalanceada, o algún neumático está deformado.
• Si tiene dirección hidráulica y al girar el volante siente ruidos extraños o como si hiciese tope en alguna posición: puede faltarle aceite al sistema o la bomba hidráulica tiene algún problema de funcionamiento.

Mantenimiento correcto del sistema de dirección

1. Revisar de forma periódica todos los elementos de su sistema:

• En la barra de dirección los elementos que más se deterioran son los extremos, la cremallera, y los bujes de guía de la barra.
• En la columna de dirección revisar el piñón.
• En el sistema hidráulico para direcciones asistidas deberá comprobar que la presión de la bomba es la conecta y que no se producen fugas en el circuito.

2. Verificar con el vehículo en marcha que los elementos de la dirección (ya sea mecánica o asistida) funcionan correctamente. Ajustar la alineación de la
dirección y balancear los neumáticos si fuese necesario.

3. La falta de líquido hidráulico, mala presión o desgaste excesivo de los neumáticos, el mal estado de los amortiguadores o el desgaste de los propios mecanismos de dirección son elementos que perjudican seriamente al sistema.

(volver)